Avenida de América, Nº20 18006 Granada
L-V 9:00-14:00 y 17:00-21:00 | S 10:00-14:00

6 claves para entender el TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo)

Hoy en día son muchas las enfermedades mentales que afectan a la población de una manera silenciosa y disfrazada y que interfieren de manera notable en el transcurso de la vida de nuestros pacientes. El  TOC es una de ellas, que afectando a un 2% de la población, incapacita a la persona y la sume en una guerra constante. Incomprendido y desconocido, vamos a aclarar algunos aspectos para dar luz a este trastorno:

1. No tiene lógica.

El contenido, forma y rituales realizados no tienen explicación lógica ni mantienen coherencia alguna. Cada TOC es un mundo y en cada persona se produce y desarrolla de diferente manera. En el entorno del paciente se generan preguntas que no tienen respuestas y crean malestar tanto en ellos como en el afectado.

2. La enfermedad de las Mil caras.

Entre los TOC más comunes encontramos el de Contaminación, Orden y Simetría, Verificación y Repetición …y muchos más que pueden alternarse a lo largo del transcurso del trastorno; esto es, pueden entrelazarse y pueden variar en cada paciente. Por ejemplo, el TOC de contaminación puede ser el inicial e ir cambiando su contenido en obsesiones de daño hacia seres queridos, dudas sobre pareja, repetición de números …

3. Ayudar no es hacer.

En la mayoría de los casos la familia y entorno del paciente se deja llevar por el juego del TOC y se adentran en las compulsiones colaborando con el trastorno. Esto es visto como una ayuda para evitar sufrimiento al afectado, pero desde luego no es la mejor opción a tomar por la familia. Realizar las compulsiones que el paciente exije, no ayuda a superarlo, sino ayuda a que el trastorno se haga mayor.

4. Mejor a tiempo.

Cuanto antes se diagnostique el trastorno, y a menor edad, más probabilidades existen de recuperación y enfrentamiento del problema. Cuando estamos en un estadio inicial o hablamos del Toc en edad infantil es mejor y más accesible abordar el tratamiento y obtener resultados futuros.

5. ¿Manías o TOC?

Desde la infancia, las personas tenemos ciertos rituales o “manías” coloquialmente, que responden a patrones de conductas repetitivas y supersticiosas que siempre nos han acompañado en diversas situaciones vitales. Para identificar si existe problema más allá de poseer dichas “manías” debemos pararnos a pensar cuanto tiempo invertimos en ellas y cómo nos interfieren llevar a cabo dichos rituales.

6. Aceptación.

Acepta y entiende tu trastorno, acógelo como si fuera un acompañante temporal que desaparece y pierde fuerza paulatinamente. Aceptar los pensamientos, identificarlos como intrusos y obsesivos y confiar en tener las herramientas para atajarlo es parte importante de la terapia para una mayor recuperación.

Si crees que sufres este trastorno no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de estudiar tu caso y darte las herramientas necesarias para poder mejorar tu ritmo diario y no vivir condicionado a esta enfermedad.

¡Pedir cita!